Scones


  • 250 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Sal
  • 40 g de mantequilla l 1 huevo
  • 15 cl de crema de leche agria (o yogur natural con unas gotas de limón)
  1. Pon la harina, la levadura en polvo y una pizca de sal sobre un cuenco.
  2. Añade la mantequilla, y mezcla todo con los dedos hasta que adquiera un aspecto granulado.
  3. Haz un hueco en el centro de la harina. Luego bate el huevo y la crema de leche agria.
  4. Vierte la mezcla en ese hueco y mezcla con las manos, empezando por el centro y siguiendo por la parte exterior, hasta que la pasta sea homogénea y no tenga grumos.
  5. Pon la pasta sobre una tabla enharinada y amásala ligeramente hasta que no tenga grietas; extiéndela con el rodillo dejando 1 cm de grosor.
  6. Con un vaso o cortapastas, córtala en círculos de unos 5 cm de diámetro.
  7. Pon estos redondeles sobre una placa de hornear con mantequilla y cuécelos, en el horno precalentado a 180º C, unos 15 minutos. Disfrútalos con nata y una buena mermelada.

2 comentarios:

Mietta dijo...

no he`probado nunca los scones - tienen la pinta muy rica!

Tashano dijo...

Hola Mietta, yo tampoco los conocía hasta que una amiga mía me dio la receta.
El domingo pasado los hice y en casa encantaron.

Un besazo